¿La marihuana medicinal reemplazará a los opioides en la guerra contra el cáncer?

El presidente Trump dijo recientemente a periodistas que probablemente apoyará un esfuerzo del Congreso para poner fin a la prohibición federal de la marihuana, que finalmente podría ayudar a eliminar la burocracia que impide a los científicos realizar ensayos a gran escala sobre los beneficios de la marihuana medicinal en pacientes con cáncer.

“Necesitamos ser muy cuidadosos en la forma en que definimos los beneficios de la marihuana medicinal y eso se debe a que existen pocos ensayos aleatorios, controlados y basados ​​en placebo que usan marihuana medicinal”, el Dr. Nick Spirtos, oncólogo del Women’s Cancer Center de Nevada, le dijo a Fox News. “Creo que hay algunas enfermedades o afecciones que probablemente se beneficiarán con el uso, como náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia, dolor crónico y neuropatía periférica y anorexia, pero los estudios deben realizarse correctamente”.

La marihuana medicinal sigue siendo un tema controvertido cuando se trata de médicos que lo recomiendan a sus pacientes con cáncer. Según una nueva investigación publicada en el Journal of Clinical Oncology, menos del 30 por ciento de los oncólogos encuestados se sintieron lo suficientemente informados sobre la marihuana medicinal para hacer recomendaciones.

“La cantidad de información que tenemos es todavía relativamente incipiente y evolutiva y, por lo tanto, nos corresponde a nosotros como comunidad mejorar nuestras habilidades para conocer este aspecto de la oncología de apoyo”, el Dr. Andrew Epstein, oncólogo del Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering en Nueva York, y un experto en cuidado de pacientes de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), comentó a Fox News.

Spirtos tiene la misión de llenar esa brecha de conocimiento, pero sabe que los estereotipos y las regulaciones son grandes obstáculos que podrían tardar años en superarse.

“El concepto erróneo es que las personas usan esa [marihuana médica] como excusa para drogarse. La realidad es que nuestro paciente promedio tiene 55 años de edad “, dijo Spirtos. “Estas personas no están buscando drogas. Estas son personas reales con problemas reales que están buscando una alternativa que pueda ser más efectiva “.

Algunos médicos como Spirtos están investigando si la marihuana medicinal podría convertirse en una alternativa para los opioides. Cada día, 116 personas mueren de sobredosis de drogas relacionadas con los opioides en Estados Unidos.

Un informe reciente en JAMA Internal Medicine, encontró una reducción del 14 por ciento en las recetas de opioides en los estados que permiten un fácil acceso a la marihuana medicinal.

“Para sacar a alguien de sus opioides, necesita duplicar esa sensación de satisfacción, de comodidad y de lo que hace con el THC, en la otra parte, necesita que el CDB actúe realmente sobre  la condición inflamatoria que está causando el dolor real”. Menciona Spirtos.

El THC y CBD son compuestos químicos que se encuentran en la marihuana. Durante décadas, los investigadores han sabido que el THC es responsable de la sensación de elevarse del cannabis, pero estudios recientes han arrojado luz sobre el CDB y su función en el tratamiento del dolor.

Un informe de investigación de 2017 de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina mostró que había pruebas concluyentes de que ciertos cannabinoides orales eran eficaces para prevenir y tratar a los adultos con náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia.

Actualmente, hay 29 estados más el Distrito de Columbia que han aprobado leyes que legalizan la marihuana medicinal, pero las regulaciones federales han complicado la realización de ensayos a gran escala.

“La investigación del cáncer y la investigación de los síntomas toman tiempo y cuando estás en un paisaje en constante evolución que existe a nivel no médico en términos de paisajes políticos y legales con algo como la marihuana medicinal, estas son las razones por las que llevará tiempo”, dijo Epstein.

Spirtos, quien también es el CEO de The Apothecary Shoppe, un dispensario en Las Vegas, presentó su propio estudio piloto de observación autofinanciado a los médicos en la reunión anual de ASCO sobre si el uso de un jarabe a base de marihuana podría ayudar a los pacientes con su dolor y reemplazar su opioides. El jarabe fue desarrollado por Spirtos y utiliza una combinación de THC y CDB.

Veinticinco pacientes con uso crónico de opiáceos recibieron el jarabe de cannabis cada cuatro a seis horas y se les permitió usar sus opioides solo para aliviar el dolor.

“Demostramos que hubo una disminución significativa de casi el 75 por ciento en todos los ámbitos, con seis pacientes que salieron completamente de sus opiáceos, lo cual fue sorprendente en un período de cuatro semanas”, dijo Spirtos.

Aunque la investigación de Spirtos parece prometedora, la comunidad oncológica puede que todavía no esté lista para aceptar la marihuana como sustituto.

“Necesitamos mucha más investigación para establecer claramente si la marihuana medicinal puede o no tratar el dolor del cáncer tan eficazmente como los opiáceos”, dijo Epstein. “Creo que es un complemento útil para los analgésicos, [pero] no creo que haya datos para sugerir o incluso demostrar que son tan buenos “.

Fuente: Fox News

Publicado el: 11 de julio de 2018

Add your comment or reply. Your email address will not be published. Required fields are marked *