Líbano se prepara para legalizar el cultivo de cannabis

Beirut (CNN) El parlamento de Líbano se está preparando para legalizar el cultivo de cannabis y su producción para uso medicinal, dijo el martes el presidente de la Cámara, Nabih Berri, a la embajadora de Estados Unidos en Líbano, Elizabeth Richard, según la agencia de noticias oficial del Líbano.

Berri no ofreció una fecha para la legalización, que enfrentaría un camino difícil hasta que el país tenga un gobierno en su lugar. Las elecciones de mayo vieron cómo el bloque del primer ministro Saad Hariri se reducía y las negociaciones para formar una nueva administración han tenido lugar en las semanas posteriores.

Pero Berri es la figura libanesa de más alto rango que respalda públicamente la legalización del cannabis para uso medicinal. En una entrevista con Bloomberg este mes, el ministro de Economía, Raed Khoury, se jactó de que la calidad del cannabis de Líbano era «una de las mejores del mundo».

El respaldo político para legalizar el cultivo de cannabis cobró impulso luego de que la consultora McKinsey & Co. envió al gobierno libanés un informe de aproximadamente 1.000 páginas en el que recomendaba ese y otros movimientos para impulsar la economía libanesa, que sufre un crecimiento lento, cerca del 2% este año – y una deuda creciente.

La consultora cree que las granjas de cannabis clandestinas de Líbano pueden ofrecer una solución rápida. Líbano es uno de los cinco principales productores de resina de cannabis, también conocido como hachís o hash, en el mundo, según un informe de 2016 del Informe Mundial sobre Drogas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

El cannabis en el Líbano se cultiva ilegalmente en el valle de Bekaa, considerado uno de los bastiones del grupo militante Hezbollah. La producción de hachís en el país abastece a otros mercados de la región, según el informe de 2016 de la UNODC.

Líbano se une a más de 25 países que exploran los posibles beneficios de la legalización del cannabis.

El cannabis es «la droga más cultivada, producida, traficada y consumida en todo el mundo», según el Informe Mundial sobre Drogas, pero su legalidad ha sido durante mucho tiempo un tema de debate en todo el mundo.

Muchos expertos médicos reconocen su uso para aliviar el dolor crónico, los espasmos musculares, la ansiedad y las náuseas y los vómitos, la mayoría de los cuales están relacionados con una variedad de trastornos, incluida la esclerosis múltiple y el tratamiento del cáncer.

Estos beneficios medicinales se atribuyen a dos componentes principales del cannabis: el componente psicoactivo THC o el extracto de la planta, el aceite de CBD. El último está relacionado con la mejora de la ansiedad y las convulsiones epilépticas, demostrando ser un salvavidas para los niños con una forma grave de epilepsia.

Fuente: CNN

Publicado el: 18 de julio de 2018

Add your comment or reply. Your email address will not be published. Required fields are marked *